Espacio de Balbino. Escritos flamencos. Conciertos de Enrique Morente.

Dos conciertos de Enrique Morente en el Centro Cultural de la Villa, Madrid, en febrero de 1989 ,dentro de los actos programados para conmemorar el Bicentenario del reinado de Carlos III, en cuya época aparecieron las primeras manifestaciones del flamenco. Se cumplen 28 años de aquellos conciertos extraordinarios.

 

Primer recital

3 de febrero de 1989. Teatro de la Villa, Madrid.

 

Guitarrista: Montoyita

Grupo de palmas y cante

 

Tonás                         Las mares de toítos los serranos

toítas iban a despedirlos al tren

y yo como no la tenía,

nadie me vino a ver.

                                    ———————————–

Y hasta los olivaritos del valle

yo acompañé a esta serrana,

y le echaíto mi brazo por encima,

yo la miré como a una hermana.

 

Serranas :                  Dónde van esos machos

con tanto rumbo,

son de Pedro Lacambra,

van pa Bollullos.

—————————–

                                   A la orilla de un río,

yo me voy solo,

y aumento la corriente

con lo que lloro.

                                   ———————————

                                   Pasa diciendo,

la nieve por tu cara

pasa diciendo,

donde no hago falta,

no me entretengo.

                                  

Macho:                      Señor cirujanito,

desengáñeme usté,

si estos tres niños se quéan sin su pare,

lo quiero saber.

 

Jaberas:                     Navegando me perdí,

por esos mares de Dios,

y con la luz de tus ojos,

a puerto de mar salí.

———————————-

                                   Están puestos en balanza,

dos corazones a un tiempo,

uno pidiendo justicia

y otro pidiendo venganza.

                                   ——————————-

                                   Se despierta un receloso,

coge la pluma y escribe,

quien tiene celos no vive.

(Observaciones: Interpretación apabullante, llena de fuerza y buen gusto)

 

Caña:                         El pensamiento me anima,

                                   Ay, me anima, a querer,

a querer a esta gitana,

pero temo que me deje

con la vergüenza en la cara.

 

Polo:                           Tú eres el diablo, romera

que me vienes a buscar.

No soy el diablo, romera

que soy tu mujer natural.

 

Soleá apolá:               Yo pensaba haber cogío

la naranja y el azahar,

con hacer leña del tronco

me tuve que conformar.

(Letra de Manuel Machado)

(De escándalo, y el público, sobrecogido)

 

Siguiriyas:                  Reniego.

                                   Yo reniego de mi sino,

como reniego, mare, hasta de la hora

que te he conocío.

——————————-

Pare mío, Jesús,

date por contento,

que no le quéa a este cuerpo mío

na más que los huesos.

——————————-

                                   Salí de la Breña,

y me metí en San Pablo,

las fatiguitas, mare, de la muerte

me s’arrodearon.

 

 

Segundo recital de Enrique Morente

4 de febrero de 1989. Teatro de la Villa, Madrid

 

Guitarrista: Montoyita

Grupo de palmas y cante

 

Tientos:                      Me fié de la verdad

y la verdad me engañó,

cuando la verdad me engaña,

de quién me via fiar yo.

                                   —————————–

                                   Ay, que te quiero,

lo que yo te quiero,

cuánto te quiero,

sin ti mi vía

pa qué la quiero

                                   (Observaciones: perfecto)

                                   ——————————-

                                   Me llamaban a comer,

y a la mesa me sentaba,

y acordándome de ti

las fatiguitas a mí me ajogaban.

                                   ———————————–

                                    No te pongas colorá,

tú no te pongas de tantos colores,

que tú me haces prebelicar,

compañerita mía del alma,

que tú me haces prebelicar.

——————————–

                                   Dicen los doctores

que me encuentran grave,

y enfermo en la cama,

mu lejos de España,

yo bien sé que muero

y que me llamen

a mí otro doctor,

porque se me arrancan de fatigas

que las alitas del corazón.

                                   (Observaciones: Forma el taco)

———————————–

                                   No lo pasen por mi puerta,

por mi puerta no lo pasen.

Yo ya he dicho que tu entierro,

no lo pasen por mi puerta,

porque no quiero mirarte

a la carita, ni viva ni muerta.

                                   ——————————-

                                   María, si vas al monte,

cierra bien la portillera,

porque hay un torito bravo

que quiere entrar en tu pradera.

                                   ———————————

                                   Ay, mi vía,

dejadme vivir mi vía,

que yo no le pido a nadie

siquiera los buenos días.

                                   (Observaciones: fantásticos, hay que grabarlos)

 

Colombiana:              Los astros del firmamento

los conté una noche oscura.

Conté la luna y el viento,

me hice la cuenta segura

de la variación del tiempo.

————————————–

                                   Soy un pobre benedito

que habita en la serranía,

que de noche vengo a verte,

porque no puedo de día

sólo serrana por verte

y abrazarte noche y día,

Y eres pa mí, y eres pa mí

toíta mi vía.

                                   ————————————-

                                   Que yo la vi

y ella no me vio,

porque estaba comiendo mango

sentadita en el malecón.

 

Rumba (ligada):        curricuchí, curricuchí

                                   Sombras que sólo yo veo

me escoltan mis dos abuelos.

Lanza con punta de hueso,

tambor de cuero y madera,

mi abuelo negro.

Gorguera en el cuello ancho,

gris armadura guerrera,

mi abuelo blanco.

(Texto de Nicolás Guillén)

                                   —————————————–

                                   Ay, ven a mí, cantemos los dos,

que cantando la colombiana

se vive la vida mucho mejor,

leré, leré.

 

Fandangos:                Por Dios, no le pegue usted,

señor cabo primero,

que le quedan cuatro meses

y lo va usted a comprometer.

                                   ——————————————

                                   Decadencia.

El mundo me da de lao,

porque me ve en decadencia,

pero yo me echao la cuenta

que el mundo no se ha acabao,

ay…..

Y puede dar muchas vueltas.

 

Tangos:                      Yo no quiero eso,

yo quiero otra cosa,

yo quiero un vestío

de color de rosa.

——————————

                                   Amparo, llamadme Amparo,

como el alivio buscaba el enfermo,

como el enfermo buscaba el alivio,

yo lo busco y no lo hallo.

——————————

Grupo:                       El carro de mi fortuna

poco tiempo me duró,

poco tiempo me duró,

cuando más a gusto estaba

el eje se me quebró.

—————————–

Morente:                    Ponte a onde te vea,

dale ese gusto a mi cuerpo,

aunque otra cosa no sea.

                                   —————————–

                                   Debajito del puente

sonaba el agua,

eran las lavanderas,

las panaeras cómo lavaban.

                                   ———————————

                                   Hasta los raíles del tren

me hacen llorar,

tan cerca el uno del otro,

como ni siquiera se alargan

y no se pueden juntar.

 

Por guardar penas y penas,

cuántas lágrimas,

que hasta los raíles del tren,

me hacen llorar.

                                   (Texto de Luis Rius)

                                   ——————————–

                                   Entre la albahaca

y la yerbabuena,

la Lola canta saetas,

la Lola aquella

la que se miraba,

que se miraba

tanto en la alberca.

 

Grupo:                                   Los saeteros

están ciegos,

pero como el amor,

están ciegos

los saeteros…

(Texto de F.G.L.)

 

Bulerías:                    Cómo quejaba, quejaba,

qué marchita de amores,

con el viento y con el agua.

Ay…

                                   (Texto de F. G. L.)

                                   ———————————–

                                   En los brazos de la noche

que por vivir quise morirme,

que el que vive como yo,

sólo cuando duerme vive,

vive, vive, vive, vive.

                                   ——————————

                                   Bajo sus pies,

florecía la mañana,

y su cabello tenía

la luna clara,

la luna clara en casa.

(Texto de Pedro Garfias)

                                   ——————————-

                                   Grandes duquelas las mías,

que yo quería ponerle guardia

a un viñita perdía.

                                   —————————-

                                   Aunque en mis sienes de cal,

mi madurez se proclame,

no encontraré otro calor,

como el que me dabas, mare,

mare, mare, mare.

                                   (Letra de Manolo Sanlúcar)

                                   ——————————-

                                   Yo fui colgando tus besos,

desde mi balcón flotante,

y ahora toítas las noches

me repican con el viento.

                                  

                                    Él iba solo tambaleándose

borracho de amor,

borracho de hambre,

borracho de alcohol,

borracho quién sabe.

(Textos de Pedro Garfias)

 

(Observaciones: Estos dos recitales fueron extraordinarios, muchos de sus palos pueden grabarse, y de hecho algunos se grabaron en los dos discos en directo: Morente flamenco)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s