Espacio de Balbino. Escritos flamencos. Conciertos de Enrique Morente

30 de abril de 1982, Cine Avenida. Fuenlabrada, Madrid

Guitarrista: Juan habichuela

 

Siguiriyas:                   Oleaitas de la mar

qué fuertes venéis.

Os habéis llevao a la mare e mi alma

y no me la traéis.

——————————

                                    Si yo supiera

las lenguas que de mí murmuran,

yo las cortara, las cortaría por en medio,

las dejara múas.

 

Cabal (de Silverio):     Ábrase la tierra

que no quiero vivir,

que pa vivir como yo estoy viviendo

prefiero morir.

 

Malagueñas:                De tu pelo,

por las trenzas de tu pelo

un canario se subía,

y se paraba en tu frente

y en tu boquita bebía

creyendo que era una fuente.

————————

Alguna vez,

siquiera por compasión

tú escríbeme alguna vez,

porque yo tengo el corazón

marchito de padecer,

que ya no siente ni el dolor.

 

Soleares:                     Campanas, campanas,

sentí un doble de campanas,

yo creí que era una reina

y era una pobre gitana.

————————-

 

                                   Y pa ti que yo valgo poco,

tu mare lo que camela

que mangui se vuelva loco.

                                   ———————–

                                    Sensible,

y que cosilla más sensible,

yo voy a pelear con la muerte

y alcanzar un imposible.

————————

                                    Se lo pido a Undebel,

si es que me daba licencia

pa yo volverte a querer.

                                   ————————–

                                   A la verde oliva

                                   que me están dando

                                   dobles fatigas.

 

Fandangos:                  Casi un niño,

a una mujer con delirio yo quería,

cuando era casi un niño,

y como yo no me atrevía,

no le declaré mi cariño

que por ella yo sentía.

                                   ———————–

                                    Decadencia,

el mundo me da de lao

porque me ve en decadencia,

pero yo me echao la cuenta

que el mundo no se ha acabao,

Ay…..

Y puede dar muchas vueltas.

 

Tientos-tangos:                       Una noche mu oscura

                                   lloviendo estaba,

con la luz de tus ojos

                                   yo me alumbraba.      

                                   ————————-

                                    Corazón mío no llores

ni te sientas afligío,

que lo que ha sío y no es

es como si no hubiera sío.

                                   ————————

                                    Yo pensaba haber cogío

la naranja y el azahar,

con hacer leña del tronco

me tuve que conformar.

———————–

                                    Si yo encontrara

la estrella que me guiara,

yo la metería

muy dentro de mi pecho

y la venerara,

si encontrara la estrella

que en mi camino alumbrara.

                                   ————————

                                    Yo no sé lo que le dio

a la yerbabuena mare,

que era verde y se secó.

                                   ————————-

                                    Sembré una esperanza

un cariño floreció,

un desengaño y cogí un olvido.

Yo sembré una esperanza

me salió a mí un olvido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s