Espacio de Balbino. Escritos flamencos.Enrique Morente, un paradigma de libertad y creatividad artísticas

El miércoles 19 de noviembre de 2015, se presentó en los locales de El Flamenco Vive, en Madrid, un álbum de 6 CDs con las cinco primeras grabaciones discográficas de Enrique Morente en Hispavox,  más un CD con cantes y temas de diversas fuentes artísticas más o menos inéditas: Gualberto, Armin Janssen (Antonio Robledo) y el propio maestro Morente. Para celebrar tan importante reedición musical ofrezco a los lectores el contenido que sigue y que contribuye humildemente a explicar  el conjunto de la obra del añorado Enrique Morente.

ENRIQUE MORENTE,

PARADIGMA DE LIBERTAD Y CREATIVIDAD ARTÍSTICAS

Balbino Gutiérrez Quesada

(Conferencia leída en el Congreso Internacional de Flamenco, organizado por la Universidad de Murcia, en julio de 2012)

 

  1. Introducción

Nos descubrimos ante una de las mayores cualidades de Enrique, reconocidas

por muchos y reflejadas en el propio título de este trabajo, cual ha sido la

reivindicación de su libertad como hombre y como artista, y la independencia

intransigente que ha mantenido siempre en su conducta, con relación a los diferentes

grupos de presión del flamenco, personas y hasta de amigos…

Del estudio de la obra y personalidad de Enrique Morente se revela un

deslumbrante ejemplo de libre vocación artística. Ni su ámbito familiar lo predestinaba

ni los medios sociales y flamencos le fueron excesivamente propicios en los

comienzos de su andadura vital y profesional. Incluso en etapas posteriores y

recientes tuvo que demostrar día a día, actuación tras actuación y grabación tras otra,

su insólito talento. Enrique Morente ha sabido construir una de las obras más ricas y

variadas no solamente en el panorama del flamenco sino también en el de la música

en general.

Su importancia como intérprete queda probada a través de los más de 42 palos

flamencos diferentes que ha dejado impresos en sus discos y recitales, renovando y

rescatando algunos que ya se encontraban en el olvido. Su no menos importante vena

creadora en tanto que autor, adaptador o compositor, se ha manifestado igualmente

mediante sus “morentinas”, su repertorio de poesía culta, sus conciertos para

orquesta y sus numerosas bandas sonoras para el teatro, el cine y la televisión.

Pero Morente es también un símbolo ético y estético de libertad dentro y fuera

del mundo flamenco, siendo capaz de concitar la admiración de miles de aficionados,

a la vez que el respeto de individualidades y minorías sobresalientes en los distintos

campos de la cultura y del arte. Él ha hecho posible históricamente la relación e

integración de los diversos modos de expresión artísticos, en el interior de un

inequívoco y permanente latir flamenco.

  1. Obra

En este epígrafe me referiré a la obra del genial granadino recopilada por mí

hasta junio 2012.

No cabe duda de que la suya, es una de las obras más extensas, ricas y

variadas en toda la historia del flamenco, y se ha desarrollado en varios niveles:

  1. a) Discografía propia
  2. b) Colaboraciones discográficas (49 colaboraciones)
  3. c) Trabajos para el teatro (12)
  4. d) Cine (6)
  5. e) Documentales sobre su vida y obra (6)
  6. f) TV: documentales sobre el cantaor o intervención en programas (22)
  7. g) Ballet (1)
  8. h) Vídeo (1)
  9. i) Conciertos (10)

Por limitaciones de tiempo vamos a detenernos principalmente en la obra que se

origina en su propia discografía (a), sus colaboraciones discográficas (b) y en sus

conciertos (i).

2.1. Discografía propia

De los 26 álbumes propios grandes (elepés) en su mayoría y otros de menor

extensión que Morente publicó, me atrevo a afirmar que no hay ninguno que sea

superfluo.

Un punto importante y que lo distingue de muchos de los trabajos discográficos

de otros artistas que ponen primero el carro antes que los bueyes, es que Morente

interpretaba, rodaba en los recitales los temas que después iba a grabar unos años

más tarde. Baste como ejemplo mencionar que los cantes con textos de Miguel

Hernández o de Lorca-Morente los estuvo cantando en directo muchos años antes de

que aparecieran en discos. Y consecuentemente Morente seguirá cantando los temas

de sus discos años después de publicados estos, y eso contrasta, así ha sido

observado por profesionales de la crítica musical, con el procedimiento de otros

artistas que hacen discos en estudio y luego se olvidan para siempre de sus

contenidos en el directo.

El segundo y más importante es el punto relacionado con la naturaleza de los

contenidos, que adelanto de manera esquemática.

La esencia de la discografía de Morente la clasifico en cinco apartados a los que

llamaré conceptos:

1.-Un grupo de discos con cantes clásicos y letras populares: Cante

Flamenco, Cantes antiguos del flamenco, Homenaje a don Antonio Chacón, Essences

Flamencas y Morente-Sabicas. A los anteriores se añaden los tres últimos discos de

grabaciones en directo: dos Morente Flamenco (Argentina y España) y Morente+

Flamenco, aunque en ellos Morente ha añadido nuevos cantes de estudio: ‘Nanas de

Oriente’ o ‘Bulerías de la Plaza’.

2.-Un segundo concepto más innovador o heterodoxo tanto en la factura de

los cantes como por la aparición de letras de Morente y algunas cultas: En vivo

Enrique Morente, Se hace Camino al andar, Despegando y Sacromonte.

3.-Un tercero de cantes clásicos y pocas letras populares mezclados a otros con

canciones aflamencadas y con letras de poetas cultos: Homenaje flamenco a Miguel

Hernández y Cruz y Luna.

4.-Un cuarto con cantes clásicos o “modificados” y letras casi

exclusivamente de poetas cultos: En La Casa Museo de Federico García Lorca,

Misa flamenca, Negra si tú supieras, Morente-Lorca y el postrer, Llanto.

5.-Y un quinto concepto, el más alejado de la ortodoxia, en el que Morente altera

los cantes y mezcla letras populares con letras de poetas cultos: Obsesión

(colaboración) y la Fantasía de Cante jondo, más el Alegro-soleá, con Robledo;

Omega, el Pequeño Reloj, Morente sueña la Alhambra, y el segundo CD dedicado a

Picasso, Pablo de Málaga.

Volcándome en el estudio de esta vasta obra, he recogido cuatro repertorios

de cantes:

  • un repertorio popular
  • repertorio moderno
  • repertorio culto
  • un repertorio de “morentinas”

Para ello he rastreado prácticamente toda su discografía, incluido un gran

número de colaboraciones, y un conjunto de 57 conciertos, entre 1970 y 2010,

distribuidos significativamente a lo largo de los años. Con esto no pretendo ni mucho

menos haber agotado completamente toda la producción artística del Morente

intérprete o compositor. Primero, porque queda una gran tarea de recopilación una

parte de las obras que cantó o compuso para el teatro y la televisión, o las músicas de

Mauricio Sotelo. Sus contenidos se encuentran dispersos en manos particulares y no

fueron grabados en soportes para su difusión. Segundo y en lo relativo a los recitales,

hubiera sido preciso asistir a todos, absolutamente a todos los recitales de Morente,

pues en cada uno de ellos introduce casi siempre nuevas letras populares o sorprende

con algún texto culto de poetas no siempre fáciles de identificar. Este hombre no

tiene fin”, me dijo en una ocasión Pepe Habichuela, refiriéndose al hecho de que

Morente introducía nuevos giros de cantes o coplas con los que le sorprendía en cada

actuación conjunta.

2.1.1. El Repertorio Popular

Es sin duda el más extenso y uno de los más largos de cualquier cantaor de

cualquier época del flamenco. En el mismo he recogido 555 cantes con otras tantas

coplas populares, repartidas en 42 palos, desglosando las variantes de fandangos y

cantes sin guitarra o libres:

  • 40 alegrías.
  • 64 bulerías más 15 bulerías por soleá.
  • 44 fandangos.
  • 22 malagueñas.
  • 44 siguiriyas.
  • 94 soleares
  • y 105 tangos y tientos (omito el resto de palos con menor número de

muestras)

2.1.2. Repertorio moderno

Se refleja en 11 palos con 27 cantes o temas que se mantienen dentro de los

estilos convencionales del flamenco, y de los que Morente es tanto el autor, ya sea de

los textos, de las músicas, o el adaptador de las letras que le brindaron varios

compañeros de profesión, cantaores y guitarristas. Quiero destacar una toná con letra

de Morente igualmente: Me veía contento/tenía yo el alma como el pecho/de un amor

herío que llora y canta (Fantasía…). El resto de los cantes llevan letras de Manolo

Sanlúcar, de Isidro Muñoz, padre del anterior; Diego Carrasco, Pedro Peña; temas

musicales de Juan Carlos Romero, adaptados por Morente; Isidro Muñoz, hijo, así

como de otros profesionales.

2.1.3. Repertorio culto

Representa una hermosa antología de distintas épocas de la poesía española –

con algunos ejemplos de otros orígenes-. Confirma la calificación de paradigmático, y

está compuesto por un total de 92 cantes; correspondientes a igual número de

poemas o estrofas, repartidos en un gran abanico de 21 estilos flamencos, más una

serie de canciones aflamencadas, a lo largo de 20 grabaciones mayores, amén de

otras menores, colaboraciones y diversos recitales. Son 39 los poetas cantados, que

yo he encontrado y entre los que se encuentra Georges Brassens, cuyo poema Le

petit joueur de flûteau lo cantó Morente con su francés sui generis en un ritmo de

bulerías-vals. Y sin olvidarnos de un fragmento en latín de ‘Martinete’, ni de Walt

Whitman, de quien cantó una estrofa al final de ‘Ciudad sin sueño’ en Omega.

Sigue el índice de poetas, en el que se incluyen a los cantados tanto en el

repertorio moderno como en las “morentinas”.

En la inmensa obra de Enrique Morente de acoplar la poesía culta al flamenco,

los poemas de Federico García Lorca ocupan el lugar más señalado, tanto por su

número (38 poemas o estrofas) cuanto por la constancia en la tarea de adaptación.

Los versos de Lorca constituyen la materia lírica de 22 palos flamencos diferentes.

Son protagonistas en discos como En la Casa-Museo de Federico García Lorca,

Morente-Lorca y Omega, pero aparecen igualmente en mayor o menor medida en los

siguientes trabajos discográficos: Morente en vivo. Negra, si tú supieras. La luz que se

apaga, Llanto, Algo pa nosotros (colaboración con la Barbería del Sur) y a título

póstumo en disco de Dorantes Sin muros. También en las composiciones del maestro

para el teatro: La Casa de Bernarda Alba de Ángel Facio, y en Yerma y Así que pasen

cinco años de Miguel Narros, y Los Caminos de Lorca (coautor con Carmen Linares).

2.1.4. Repertorio de “morentinas”

Di el nombre de “morentinas” a las composiciones y cantes de Morente que no

podían ser clasificados de manera convencional, ni por las letras ni por los estilos

clásicos, y que constituyen una parte muy importante de su producción creadora o

interpretativa de los últimos doce años.

Las morentinas representan unas composiciones de amalgama de letras, ritmos

y músicas que Morente ha elaborado (“fusionado”) como reflejo de su madurez,

dominio y conocimiento del cante flamenco más tradicional. Consideré que 2/3 el disco

de Omega está configurado con morentinas y que estas se encuentran igualmente en

cuatro de los últimos discos publicados: El pequeño reloj y Morente sueña la

Alhambra, en Pablo de Málaga y Llanto. Estas morentinas sientan las bases de la

futura evolución de un flamenco nuevo, que ya no podrá ser nunca como el anterior al

tiempo y a la línea trazada por Enrique Morente, y su influencia se ha hecho notar en

la obra de grandes artistas flamencos así como en la de numerosos/sas jóvenes. Son

49 las morentinas que yo he recogido hasta la fecha, en cuya mayoría aparece la

complejidad de sus estructuras tanto de letras como musicales.) Resumen 3

  1. Morente innovador

La empresa innovadora y renovadora de E. M. se ha desarrollado a través de los

siguientes procedimientos:

  1. Creaciones originales o cantes nuevos a partir de cancioneros anónimos

tradicionales, o de poesía culta o de autor (el más desarrollado).

  1. Versiones sobre cantes de otros artistas.
  2. Versatilidad, y uso del anacronismo literario.
  3. Composiciones o amalgamas de materiales flamencos y otras músicas.

Repasemos cada uno de esos procedimientos con ejemplos:

3.1. Creaciones originales

Todo el repertorio culto mencionado y aproximadamente 1/3 del repertorio

popular (184cantes) son creaciones originales de Morente, a partir de letras que se

encuentran en los siguientes cancioneros; Cantos Populares Españoles y El alma de

Andalucía en sus mejores coplas amorosas, ambos de Rodríguez Marín. El Pueblo

Andaluz, 1860, de José María Gutiérrez de Alba y Cantes Flamencos de Demófilo.

“Son coplas que yo he recogido y cantao y de las que no existía ningún registro en el

cante” (Morente dixit)

En la mayoría de los casos Morente canta literalmente los tercios pero en

muchos otros hace modificaciones muy significativas que muestran su genio:

  • Por cañas y (Martinetes): “Aquel que tiene tres viñas/ y el pueblo le quita

dos/que se conforme con una/ y le dé gracias a Dios.” (en C. P. E. 6364:

“…Y el tiempo le quita dos / conténtese con una…”).

  • (La soleá de la Misa Flamenca): “Los pájaros son clarines/ entre los

cañaverales/ a darle los buenos días/ al divino sol que sale” (en C. P. E.

6360 con variación en el cuarto verso: “…Al sol de Dios cuando sale“.

También cantada por jaleos (connotación pagana)).

‘Tangos de Morente’: “A la hora de la muerte/ que no ponérmela a mí

delante/ que como la quiero tanto/ el corazón se me parte”.

(En Dem 1 como soleá de cuatro versos y en C. P. E. 2318: “A esa niña de

mis ojos…”.) (Morente le dio un sesgo dramático).

  • “A mi lengua le eché un nudo/ quieren que me esté callao/ y esta gente son

capaces/ de hacerle hablar a un múo”. (En C. P. E. 4235: “…Son tus

cosillas capaces…”. El cambio que introduce Morente en el tercer verso

dio a la copla una connotación política muy oportuna, si se tiene en cuenta

las circunstancias sociales en que comenzó a cantarla).

  • Coplas de alto contenido lírico (Cantada en la XV Bienal de Sevilla 11-10-

08 y en el último recital del Teatro del Liceu, Barcelona, 2010): “La vida

solitaria/ y la luna solitaria/ baila en el cielo/ como de amor/ la llama arde en

mi pecho/ y es que la luna pasa/ y el amor se queda” (C. P. E. 2.268. Copla

de gran contenido lírico, parecería de autor conocido).

(Cantada Teatro Carlos V, Granada, 5-4-2008): “Si me miraras el rostro/ y

me abrieras el corazón/ de tanto como te quise/ no tiene palpitación2.

(C. P. E. 2.263. Versión original de Morente. Se puede hacer el mismo

comentario que con la anterior).

3.2. Versiones sobre cantes de otros artistas

  1. (Por fandangos): “Pa ese coche funeral/ yo no me quiero quitar el

sombrero/ que la persona que va dentro/ me ha hecho a mí de pasar/ los

más terribles momentos”. Bastó con cambiar una palabra del fandango

cantado por Corruco de Algeciras (La Línea, 1910, Teruel, 1937: “…Que

la mujer que va dentro…”, para que Morente hiciera historia.

(La siguiriya): “Mírame a los ojos/ hazme ese favor/ que con la mirada de

mis ojos/ camelo decírtelo tó” (del disco Despegando). Aunque es del

repertorio por siguiriyas de La Niña de los Peines. Enrique le dio un

acompañamiento instrumental de órgano sintético realmente innovador.

“Señor cirujanito/ desengáñeme usté /si estos tres niños se quéan sin su

pare/ lo quiero saber”. Cantada en el Teatro de la Villa, el 3-2-89. (Pepe

de la Matrona le da el nombre de siguiriya de cambio de María Borrico y

la canta así: “Señor cirujanito / no desengañarme usté / si estos

chorreles (niños) se quéan si su bata (madre) / lo quiero saber”).

Soleares cantadas en diversos recitales de los últimos años: Festival

Caja Madrid 2008: “La tierra con ser la tierra/ se comerá mi dolor/ ay, no

se comerá mi dolor/ al pie del almendro estuve/ y no le corté la flor”. Son

soleares de Alcalá de A. Mairena. El maestro comenzó a introducir la

variante negativa en el tercer tercio. “no se comerá mi dolor”, cuando se

percató de que la “tierra” era una metáfora de la muerte, según le

comenté en una ocasión- y me respondió: “Claro, es verdad, pero

cantaré las dos formas, se comerá y no se comerá”, y así se pueden

escuchar en algunos conciertos.

  • La letra que sigue por tientos es del disco Morente Flamenco 2009

(Argentina) y Morente Flamenco 2009 (España), grabadas en el

Bañuelo, Granada 2008: “Aquél que le pareciere/ que mis penitas no

eran na/ mis duquelas no eran na/ siquiera por un momento/ que se

pusiere en mi lugar”. (Manolo Caracol la cantó por martinetes.)

3.3. Versatilidad

Encontramos numerosos ejemplos de cómo Morente es capaz de cantar el

mismo texto por distintos palos. Estos ejemplos se hallan tanto en el repertorio popular

como en el culto.

3.3.1. En el repertorio popular:

  • “Cuando se corta una rama/ y el tronco siente el dolor/ las raíces lloran

sangre/ y se marchita la flor” (la misma letra por tres estilos diferentes:

alegrías, bamberas y bulerías).

La granaína: “Una cruz llevas al cuello/ engarzá en oro y marfil/ déjame

que muera en ella/ y crucificadme allí” (granaína de Antonio Chacón),

él la canta también por bamberas).

Por malagueñas: “Yo no me he muerto de pena/ porque no supe sentir/ a

mi corto entendimiento/ Le agradezco yo el vivir”. En ‘La buena Música

de los flamencos’, de TVE, 1984, como malagueña del Mellizo. Morente

la canta por soleares en discos: Homenaje flamenco a Miguel

Hernández, Se hace camino al andar y Misa flamenca, y muy

frecuentemente en recitales. Del repertorio por soleares de Juan Varea.

Por martinetes y cañas: “Aquel que tiene tres viñas/ y el pueblo le quita

dos/ que se conforme con una/ y le dé gracias a Dios”.

(Por soleares en Despegando): “Tú vienes vendiendo flores/ las mías son

amarillas/ las tuyas de tós colores”. Navarro García la recoge como letra

de “tangos del Camino”. Y Morente la cantó también por tangos

estilizados (en Omega) y por bulerías. Manolo Caracol la cantó como

pregón. Antonio Mairena grabó posteriormente los tonos y le dio el

nombre de soleá de Charamusco).

(Cantada en el Teatro Real 16-5-86): “Ya no me asomo a la reja/ que me

solía asomar/ que me arrimo a la ventana/ alma vida y de los dos/ que

me asomo a la ventana/ que cae a la soleá”. (En C.P.E.5437 y cantada

por alegrías, fandangos y rondeñas. Se puede comprobar el cariño

especial que Morente siente por esta copla para desear recrearla por

tantos palos distintos.

Morente mueve el cante y sus propios cantes:

“Voces doy al viento/ y grito al alto cielo/ porque yo tengo una llama viva/

dentro de mi pecho”. El propio Morente narra la historia de esta siguiriya:

“Un día llegué al tablao Zambra y canté una siguiriya nueva y Rafael

Romero, que era tremendo para los cánones del flamenco, me preguntó

de quién era aquello. Para que no me regañara, le contesté: “-Eso se lo

escuché a un viejo de Granada”. No le dije que era mío, claro”.

Estas siguiriyas fueron precedente a las dos que Morente cantó en la

película Flamenco de Carlos Saura, y que recojo en el Repertorio Moderno:

  1. “Ay,…/ay, cómo me dejas,/ fuente de luna/ por donde quiera que el cielo te

guíe/ llorando, ay, cómo me dejas,/ fuente de luna”. (Música de Isidro Muñoz a

partir de siguiriyas de Morente en Se hace camino al andar. En E. P .A. como

“playera”, pág. 245: “Llorando me dejas/ carita de luna/ por donde quiera que el

cielo te guíe/ Dios te dé fortuna”.

  1. “Mi ropita yo vendo/ quién me la quiere comprar/ como la vendo por poquito

dinero/ por tu libertad”.

3.3.2. En el repertorio culto

Veamos solo algunos ejemplos más significativos.

“Andaluces de Jaén”, de Miguel Hernández, la cantó Morente por

peteneras, la chica y la grande y apareció en el Homenaje flamenco a M.

H, edición mejicana en 1971 y en una colaboración Poetas para el cante

con Perico del Lunar, hijo. Y también la cantó como taranto con cambio

por villancicos de Jerez En Morente en vivo, 1974.

La ‘malagueña’ de Manuel Machado: “Yo pensaba haber cogío/la naranja

y el azahar/con hacer leña del tronco/me tuve que conformar”, Morente la

cantó por rumbas y como soleá apolá o polo como remate de la caña, e

incluso la cantó sin el último tercio en la primera de sus dos

comparecencias con los Sonic Youth.

“Ay, mare, llévame a los campos…”, canción del acto II de ‘Doña Rosita

la soltera’, disco En la Casa-Museo…. Este poema fue el primero de

Federico que Enrique cantó (por tangos) en el disco “pirata” Morente en

vivo (1974), también lo canta con variaciones rítmicas el disco Morente-

Lorca, 1998).

“Nadie puede abrir semillas/ en el corazón del sueño…”, poema del acto

III, cuadro 1º de Así que pasen cinco años (en discos En la Casa-

Museo… por tientos y en Morente-Lorca con ritmo de bolero).

Poema del joven: “Yo vuelvo por mi alas, dejadme volver”, por cantes

abandolaos en disco La Casa-museo, y por bulerías en Negra, si tu

supieras.

3.3.3. Anacronismo literario

Tenemos otros ejemplos de libertad creativa: en unos tangos-rumba uniendo a

un poeta renacentista, Juan del Encina, y a un poeta comunista, republicano y

bohemio, Pedro Garfias (la “Salve” de la Misa Flamenca).

Dulce María, dime,

si es verdad que te encontraste,

cuando bajabas la colina oscura

y retumbaba la tarde

con la mare de Judas

que también era muerto,

y os abrazasteis

y llorasteis juntas,

juntas como dos mares.

(Últimos poemas sueltos, Pedro Garfias)

Toítos te deben servir,

Virgen y madre de Dios

que siempre ruegas por nos

y tú nos haces vivir.

Duélete, Virgen de mí,

mira bien nuestro dolor

que en este mundo pecador

no pueden vivir sin ti.

Tú que reinas con el Rey

de este reino celestial,

cumbre de nuestra ley.

(Juan del Encina)

O uniendo a García Lorca y a San Juan de la Cruz en las ‘Nanas del Pastor’ en

el disco La luz que se apaga. Y también para terminar yuxtaponiendo una canción de

albada anónima (ya cantan los gallos) con un poema de María Zambrano en Morente

sueña la Alhambra)

  1. 4. Amalgamas de materiales flamencos y otras músicas

Como ya señalé, las “morentinas” representan unas composiciones de

amalgama de letras, ritmos y músicas que Morente ha elaborado (“fusionado”) como

reflejo de su madurez, dominio y conocimiento del cante flamenco más tradicional.

3.4.1. Morentina 1

Tema “Omega” (10 minutos aprox.) del disco Omega (año 1996)

Martinete

Como la noche es interminable

Cuando se apoya en los enfermos

y hay barcos que buscan ser mirados

para poder hundirse tranquilos

si cada aldea tuviese una sirena

mi corazón tendría la forma de un zapato.

(Fragmento de “Luna y panorama de los insectos” de Poeta en Nueva York,

de Federico García Lorca)

Grito lamento

Y las yerbas, las yerbas

Bulería por soleá

Que no lo sientan, que no lo sientan

tengo un guante de mercurio

y otro de seda y otro de seda

se cayeron las estatuas

al abrirse la gran puerta

yo me cortaré la mano

me cortaré la mano derecha

con un guante de mercurio

de mercurio y otro de seda

se cayeron las estatuas ay que

al abrirse la gran puerta.

(Variaciones sobre ‘Omega’ Poema para muertos, de Federico García Lorca,

hacia 1935): Las hierbas/ yo me cortaré la mano derecha./ Espera./ ¡Las hierbas!/

Tengo un guante de mercurio y otro de seda./ Espera/ ¡Las hierbas!/ No solloces.

Silencio, que nos sientan./ Espera./ ¡Las hierbas!/ Se cayeron las estatuas/ al abrirse

la gran puerta. ¡¡Las hierbaaas!!)

Siguiriya

A quéos los golpes

a quéos por Dios

que se le arrancan las alas

que se le arrancaban de fatigas

las alas a mi corazón…

(Samplers cantaores)

Como doblaron las campanas

(Siguiriyas del repertorio de Manuel Torre)

Bulerías por soleá

No solloces silencio

(coro)

Que no lo sientan que no lo sientan

tengo un guante de mercurio

y otro de seda y otro de seda

se cayeron las estatuas

y al abrirse la gran puerta.

Grito lamento

Las yerbas las yerbas las yerbas

Tangos estilizados

Tú vienes vendiendo flores

(Morente y coro)

Las tuyas son amarillas

las mías de tós colores

(Repertorios de Morente por soleares, bulerías y tangos)

Bulería por soleá

No solloces silencio

(Morente y coro)

Silencio que no lo sientan

se cayeron las estatuas

al abrirse la gran puerta

Músicos: Morente, Lagartija Nick, Miguel Ángel Cortés (guitarra flamenca) y coro.

  1. Cierre

Enrique Morente no necesitaba la posteridad para crear una escuela. Ya desde

hace muchos años su obras y enseñanzas han puesto la semilla de la imitación en

muchos otros artistas flamencos, jóvenes y coetáneos, imitación no de su formas,

porque eso constituiría un plagio, sino de su gran legado como cantaor creativo, de su

intención, de su estilo y método. En definitiva Morente se ha convertido con el paso del

tiempo en el paradigma de artista libre y creativo y son esos mensajes de libertad y

creatividad la fuente de inspiración “que mana y corre” -como la de San Juan de la

Cruz, al que él cantó- por la obra de otros creadores no sólo del campo del flamenco

sino igualmente de otras músicas contemporáneas.

  1. Bibliografía

BLAS VEGA, José y RÍOS RUIZ, Manuel (1988). Diccionario Flamenco. Madrid:

Editorial Cinterco.

DELGADO SANROMÁN, Isaac (1982). Los cantes flamencos en el siglo XX. Ávila:

Edición de autor.

GARCÍA LORCA, Federico (1969). Obras completas. Madrid: Ediciones Aguilar.

GUTIÉRREZ DE ALBA, José María (1860). El Pueblo Andaluz. Madrid: Gaspar

Editores.

GUTIÉRREZ, Balbino (1996). Enrique Morente, la voz libre. Madrid: SGAE (segunda

edición, Madrid: Fundación Autor, 2006).

MACHADO Y ÁLVAREZ, Antonio (Demófilo) (1887/1975). Cantes flamencos. Madrid:

Ediciones Demófilo.

MOLINA, Ricardo (1981). Cante flamenco. Sevilla: Biblioteca de cultura andaluza.

NÚÑEZ DE PRADO, Guillermo Núñez de Prado (1904/ 1986). Cantaores Andaluces.

Sevilla: Biblioteca de cultura andaluza.

RODRÍGUEZ MARÍN, Francisco (1882/ 1981). Cantos Populares Españoles. Madrid:

Ediciones Atlas.

  1. AA. (1994). A Morente. Granada: Edic. La Platería, Diputación Provincial de

Granada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s