Espacio de Balbino. Escritos sociales. El Perinstigador

El perinstigador
Frente al periodista de investigación serio, ecuánime y responsable, que pretende descubrir la verdad y desenmascarar al villano, se encuentra el profesional de la instigación que busca la condena y destrucción del personaje elegido, sin importarle que pueda ser inocente. Ejemplos de esta última clase de energúmenos los vemos agitarse en diarios impresos, digitales, radios y canales de televisión, vociferando sin cesar contra los responsables de Podemos. Son los nuevos familiares de la inquisición con carnet de prensa que encuentran la aguja pero no ven el pajar, o, mejor aún, lo ocultan para que no se repare en todo lo que esconde. He aquí algunos de los propósitos de los perinstigadores: incitar, insidiar, inducir, excitar, provocar, aguijar, aguijonear, soliviantar, punzar, pinchar, azuzar, engrescar.
Pero en realidad, la finalidad última del perinstigador es linchar a la víctima seleccionada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s