Espacio de Balbino. Escritos flamencos. Algunas consideraciones sobre los dos primeros conciertos de la Bienal de Flamenco de Sevilla

Algunas consideraciones sobre los dos primeros conciertos de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2014
Gala inaugural, con el subtítulo: Enrique Morente: Granada, Sevilla, Nueva York… y
FLA.CO.MEN, nuevo montaje de Israel Galván
Gala Inaugural, 12-09-2014: conté a unos treinta artistas sobre el escenario recibiendo las ovaciones finales del público. Lleno hasta la bandera y reventa en los alrededores del Teatro de la Maestranza. La memoria selectiva me recuerda sólo algunos momentos de la extensa noche, cercana a las cuatro horas incluidos veinte minutos de descanso.
Los directores artísticos del espectáculo pretendían demostrar la inagotable riqueza musical y plástica que encierran los cantes y creaciones de Enrique Morente, y a fe que lo lograron, aunque a veces no todos los intérpretes encargados de manifestarlo acertaran con el modo.
Sí acertaron en cambio, las dos hermanas Morente a dúo, Soleá y Estrella, José Enrique Morente, Arcángel, Javier Foto1399Latorre, Tomás de Perrate, Silvia Pérez Cruz, parcialmente, Carmen Linares, Alfredo Lagos, etc.
Israel Galván y Estrella Morente cantaron y bailaron la antológica siguiriya de Enrique Morente de la película Flamenco, y el resultado fue histórico. Glorioso arte naciente e incandescente emanando de la pareja como la lava de un volcán que se despierta de repente.
La voz, el eco rancio y gitano de Tomás de Perrate sacó todo el partido jondo y musical de la saeta y siguiriya que el maestro creó y cantó para su disco En la Casa-Museo de Federico García Lorca de Fuente Vaqueros.
El joven José Enrique Morente hizo tangos, soleares y se atrevió hasta con la Serrana del Maestro Matrona (en sus tres partes) que su padre cantó en su disco Morente+Flamenco y creo que estuvo muy digno, teniendo en cuenta la enorme dificultad de ejecución de esos cantes a pesar de su aparente sencillez.
Arcángel plasmó, entre otros temas de E.M. una magnífica versión de la zambra de la Fantasía de Cante Jondo, con letra de Manuel Machado, acompañado por el grupo Proyecto Lorca que dio un tratamiento orquestal a lo Kurt Weil, latente en la partitura original de Armin Janssen (A. Robledo)
Varios críticos sevillanos, con la honrosa excepción de Juan Vergillos en el Diario de Sevilla, dispararon su artillería más destructiva y vulgar contra una gala, que si bien es verdad que tuvo algunos desaciertos y carencias, no decepcionó a la mayor parte de la audiencia, ni al que esto escribe.

FLA.CO.MEN. Teatro Lope de Vega, 13-09-2014
Curioso título para la última coreografía de un hombre flaco que es un artista genial. Israel Galván nos tenía reservada una sorpresa jocosa y desenfadada después de su sobrio y sobresaliente Torobaka que se pudo ver en Madrid hace unos meses. Sorpresa divertida llena de humor que nos hizo reír al público que colmaba el coqueto teatro sevillano. Sorpresa compuesta de varias secuencias, algunas delirantes que provocaban carcajadas como el pasodoble que se marca todo el grupo y la danza de los hombres del mismo sobre el fandango parao del Alosno. Antes y como eje del montaje, el bailaor Israel nos ofreció un recuerdo a su maestro, el cantaor Enrique Morente, basado en esa enigmática letra popular que dice así: Fue piedra y perdí mi centro/y al cabo de mucho tiempo/mi centro vine a encontrar. Copla rotunda flamenca donde las haya que Morente cantó por soleares, pero que Israel bailó también por malagueñas y por aires jazzísticos, demostrando que había aprendido bien los conceptos morentinos de versatilidad y libertad de creación.
Admirable la participación de todos los miembros del equipo que acompañan al genial bailaor. Los cantaores David Lagos y Tomás de Perrate, sabiamente elegidos por sus contrapuestos registros de voz que tan bien se complementan. Los músicos Juan Jiménez Alba y Antonio Moreno que forman el Proyecto Lorca. La poli instrumentista Eloísa Cantón y el guitarrista del pueblo de las 3000 viviendas, Caracafé.
Impecable la escenografía y recursos técnicos así como la dirección artística de Pedro G. Romero, objeto de los ataques constantes, impíos y furibundos de una parte de la crítica sevillana del género.
Con artistas como Israel Galván, el baile flamenco, el flamenco se hace fuente inagotable y gozosa de creatividad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s