Espacio de Balbino. Escritos flamencos: Paco de Lucía In memoriam

No hay derecho a que el destino nos toque estos palos, fúnebres palos.

En recuerdo de otros tiempos más felices para el flamenco, vaya esta antigua entrevista y reseña como modesto homenaje al gran maestro Paco de Lucía que también se nos fue.

“Y de pronto no estaba el pájaro en la rama…”

(Francisco García Lorca)

Paco de Lucía: “Todo  lo que soy se fraguó en mi niñez”

(Publicado en el diario El Sol, el 18-10-1990)

El artista publica su nuevo disco, ‘Zyryab’, en recuerdo del precursor de la guitarra andaluza.

Mítico como los dos mares que bañan su tierra, el genial guitarrista de Algeciras acaba de obtener un gran triunfo en la clausura de la VI Bienal de Sevilla. El sábado actúa en Madrid y el lunes es la fecha prevista  para la salida a la calle de su último disco, ‘Zyryab’.

Pocas veces en la historia del flamenco la leyenda ha acompañado al artista vivo. Una de esas excepciones la representa Paco de Lucía. Su nombre es famoso y admirado en todo el mundo. Pero bajo el símbolo supremo de la guitarra flamenca se encuentra el hombre entrañable que no olvida sus orígenes, ni quiere renunciar a sus sentimientos.

-Hoy es usted, sin duda, uno de los artistas españoles más conocido y respetado en el mundo entero. ¿Qué recuerdos guarda de cuando componía el grupo’Los chiquitos de Algeciras’, en compañía de su hermano Pepe?

-Pues recuerdos muy bonitos, porque de ahí viene todo, de esa niñez. Una niñez llena de guitarras y de flamenco, y de gitanos en mi casa siempre llena de fiestas. Y ahí está todo lo que yo soy. En esa época se fraguó todo.

-¿Se considera ya colmado de honores y de fama?

Sí, a eso se acostumbra uno rápido. Los honores enseguida te satisfacen. La vanidad es algo que pronto se colma.

-¿Se sintió humillado como artista en alguna ocasión?

-Uno se humilla si se da por aludido. Yo casi nunca me doy por aludido.

-¿Piensa que usted es precursor o responsable de esa escuela flamenca actual que se conoce como ‘nuevo flamenco’ o flamenco joven’?

¡Hombre, cierta culpa sí tengo! Pero no es que recaiga sobre mí toda la responsabilidad, aunque sí alguna, porque hay muchos chavales jóvenes que se fijan en lo que yo hago y tengo que acertar. No puedo hacer muchas tonterías.

 

“Pedazos de artistas”

-¿Podría mencionar sin pensárselo los nombres de tres jóvenes solistas de guitarra flamenca?

-Es que hay muchos más, y si le digo solamente tres, los demás se pueden mosquear.

-Entonces, dígame varios.

-No, no puedo, son muchos

-¿Sabe que hace unos días, aquí en el Teatro Lope de Vega, han tenido grandes éxitos guitarristas como Rafael Riqueni, Gerardo Núñez y…

-Por supuesto, son dos grandes guitarristas, y Tomatito, y Vicente Amigo. Vicentito toca muy bien.

-¿Le motivaría una compañía de flamenco en la que figuraran los nombres de Cristina Hoyos, Enrique Morente, Camarón y Paco de Lucía?

-Naturalmente que sí. Son tres, cuatro pedazos de artistas.

-Y por qué no se hace algo así?

-Ya no depende de nosotros. Eso depende de los empresarios y de la gente del dinero.

¿Cree usted que en España el flamenco continúa siendo un pariente pobre y bohemio?

Sí, eso es todavía así. Pero aquí estamos luchando, a ver si conseguimos que se nos valore.

A pesar del nivel que usted le ha dado a la guitarra flamenca, aún no existe en los conservatorios una cátedra de flamenco…

-A mí tampoco me parece bien eso de las cátedras. Son demasiado rígidas. Está bien como aprendemos, de juergas y de fiestas. Se percibe uno mucho más.

-Está a punto de aparecer su nuevo disco ¿Qué novedades aporta con relación a su ya variada y extensa discografía?

-Yo no sé decirle, yo no sé hablar, yo toco, y ya lo dirá usted. Como siempre, tratamos de encontrar caminos distintos y algo nuevo que expresar. No siempre se consigue, y la mejor manera de lograrlo es equivocándose. Bueno, he tratado de equivocarme lo menos posible. Pero no sé…

 

“Zyryab”

Este es el título del nuevo disco de Paco de Lucía. Nombre simbólico, porque Zyryab –o Zirjab, como escribe Joaquín turina- es considerado como el precursor de la guitarra andaluza. Nacido en Bagdad a finales del siglo VIII, vivió en la Córdoba del emir Abderramán II, donde murió a mediados del siglo IX. Añadió la quinta cuerda al laúd árabe, y cuenta la leyenda que conocía de memoria más de diez mil canciones. Zyryab fue también el fundador de la escuela de música culta cordobesa y su inflluencia se hizo sentir todavía en el siglo XV, no sólo en la corte nazarita de Granada, sino también por todo el norte de África.

Dentro de la variada discografía de Paco de Lucía, esta nueva obra presenta una interiorización de emoción y pureza flamencas, junto a una gran libertad y abstracción formal.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s