Espacio de Balbino. Escritos sociales. Vivir para ver

En las épocas en que el servicio militar era obligatorio, a los jóvenes se les pelaba al cero o se les rapaba desde el momento en que entraban en los cuarteles. Se trataba de uniformarlos, de despersonalizarlos, incluso de humillarlos…

En los tiempos actuales, muchos jóvenes y otros menos jóvenes sin que nadie les obligue  se afeitan el cuero cabelludo o lo rapan. Parece que -al margen de problemas de calvicie-  buscan así singularizarse y crearse un estilo original…

O tempora, o mores!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s