Espacio de Balbino. Escritos Flamencos en La Caña: Negra, si tú supieras

 

 

Negra, si tú supieras, de Enrique Morente

Referencia: 13602 Nuevos Medios. Año 1992.

 

(Reseña publicada en la revista La Caña, nº 4, invierno 1993)

Desde 1990 a noviembre 1992, es decir, en menos de 36 meses, el maestro granadino ha compuesto y arreglado música para una película (Currito de la Cruz), ha ganado una de las apuestas más arriesgadas de su carrera en la última Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, y ha publicado varios discos,  En la casa-museo de García Lorca, Morente-Sabicas y Misa Flamenca, tres obras, la segunda en álbum doble, difíciles y diversas, imposibles de realizar por alguien que no fuera Enrique Morente; y, cuando cualquier otro profesional capaz de semejante hazaña artística, se hubiera echado a descansar y a verlas venir, él, en un gesto de su varita de mago, va y nos sorprende con Negra, si tú supieras. Esta cuarta y fascinante entrega que hace el número 14 de sus discos, constituye por varias razones un triple desafío; en primer lugar, a su propio autor que corrió con el esfuerzo y los gastos iniciales de producción; en segundo lugar, a las autoridades, tan atareadas en marearnos con actividades a todo trapo para celebrar la Capitalidad Cultural y la efeméride del V Centenario; y en tercer lugar, al mundo del flamenco que ha vivido uno de sus años más dramáticos de los últimos tiempos. La causa de tanto atrevimiento, que no es arrogancia, reside en esta constatación: Enrique Morente es un gigante del cante al que nadie de su especialidad se le puede hoy comparar, y que hasta juega con ventaja en otros terrenos fuera del flamenco.

La obra editada por Nuevos Medios, que cubre así uno de los expedientes más gloriosos de su agenda, no es un capricho morentino, sino un punto culminante y riguroso en la carrera de un hombre que, nunca como ahora, lleva sobre sus espaldas una gran parte de la responsabilidad de renovar y enriquecer el arte flamenco, poniéndolo a la altura de los tiempos actuales y al mismo nivel, por lo menos, de otras músicas que ya gozan del reconocimiento amplio de mayorías, así como el respeto de minorías cualificadas.

Negra, si tú supieras, nace pues como una síntesis total del talante creador iniciado por Morente hace ya más de 30 años. Un talante que ha demostrado en varios frentes, por un lado, en la restauración de las más puras esencias del cante tradicional, la jondura que dirían los ortodoxos: la solea ‘Bautizo en Campanario’, la siguiriya y cabal ‘El vaporcito’ y las alegrías ‘Si mi voz muriera en tierra’, ofrecen una muestra palmaria de ella; por otro lado, en el rescate y restitución del valor semántico y emocional de las coplas populares –víctimas de tantas burradas incluso en ilustres discografías- como el ejemplo de estos tercios por tangos de “Venta Zoraida”: Audiencia mayor de Sevilla/tened por Dios cariá…, que no figuran en ningún cancionero y que, según J. Blas Vega, se atribuyen al repertorio de Silverio y de Chacón, cantados por siguiriyas.

Paralelamente a lo anterior, Morente recupera aquí fragmentos de ‘Un pastorcico’ de San Juan de la Cruz, en Cruz y Luna, el poema ‘La plaza’ de José Bergamín, en Fantasía de cante jondo, a los que suma uno nuevo de Rafael Alberti en las alegrías antes citadas, algunas estrofas de García Lorca y Miguel Hernández, pero, sobre todo, los tres hermosos textos del poeta cubano Nicolás Guillén, cantados por rumbas, que completan y cierran el disco en una subyacente intencionalidad de rencuentro verbal entre dos mundos complementarios, sin necesidad ni espera de subvención o patrocinio oficial.

Y es tanta la efusión del soplo que inspira al granadino en esta ocasión, que no se satisface con la ardua adaptación de los poemas del cubano, sino que además les superpone los aires de la vidalita de Marchena o los de la guajira ‘La malanga’ en los temas de ‘Bembón’ y ‘Negra, si tú supieras’. Y para los que quieran tachar de batiburrillo al encadenamiento que se da en las bulerías ‘Crisol’, es preciso recordar que Enrique Morente no es de los que se suben al carro de la moda, ya que fue uno de los pioneros en la fusión de la poesía culta y el flamenco, allá por 1971, con su disco Homenaje a Miguel Hernández, y que, desde entonces hasta la fecha, son 15 los poetas, de todas las épocas y corrientes de la poesía española e hispanoamericana que él ha integrado en una operación que no solamente ha beneficiado al flamenco, sino que ha posibilitado también el rejuvenecimiento y la divulgación de algunos textos de poetas olvidados.

El último y más discutido de los empeños de Enrique Morente, la modernización y actualización de tonos, ritmos y melismas, aparece igualmente servido en este disco, en el que se conjuga una armonización entre los cantes más jondos y los cantes más festeros, sin que exista esa ruptura visible en otros trabajos del nuevo flamenco, con dos tempos separados que se avergüenzan de sí mismos; y, en este sentido, el cantaor de Granada enseña para el futuro que no vale lo del cante por derecho y por torcido, sino creer en lo que se hace y hacerlo bien.

Es cierto que para todo ello ha contado con un plantel al completo de artistas que representan el ayer, el hoy y el mañana del flamenco: los dos maestros de la guitarra, sensibles y abiertos, Juan y Pepe Habichuela, y el grupo de los jóvenes talentos sin ataduras ni complejos. Entre todos han abordado un trabajo que, sin duda, ha de quedar como uno de los hitos del flamenco de siempre y para siempre.

Confiemos, por último, en que la difusión de este disco excepcional que realiza el sello discográfico editor, se encuentre a la altura del producto alcanzado.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s