Espacio de Balbino. Escritos flamencos. Carmen Linares. La maestra

Carmen Linares. La maestra

 

8 Festival Flamenco de la Comunidad de Madrid.

Suma Flamenca

Teatros de El Canal, Sala Roja, Madrid

Sábado 15 de junio de 2013

Sonido Fali Pipió/Iluminación Antonio Valiente

 

 

Sin un concepto previo anunciado, el paso de Carmen Linares por la actual edición de la Suma Flamenca madrileña demostró que sigue siendo la maestra indiscutible del flamenco. Es evidente que su timbre vocal ha perdido el fulgor que tuvo en su juventud, pero a cambio se ha impregnado de eco y sentimiento jondos. Estuvo presente en el escenario cerca de dos horas ante una Sala Roja casi repleta que la aplaudió de principio a fin de su actuación. Y es verdad que la cantaora se lo mereció. Salvo el alivio de los fandangos de Huelva y la fiesta por bulerías, el repertorio que brindó no pudo ser más clásico y tradicional en el sentido noble de las palabras: el polo antiguo, la liviana y la serrana, la caña, las tarantas y unas emocionantes soleares de Cádiz a donde acudió también para interpretar un mirabrás sin concesiones a la ligereza.

 

Carmen Linares ha seguido en cierto modo y con la diferencia lógica de edad una trayectoria paralela a la de Enrique Morente, a quien siempre tuvo la deferencia de llamar, en público y en privado, “mi maestro”. El rigor y la búsqueda en el difícil camino del flamenco fueron sus señas de identidad, y fallecido el genio granadino, podemos consolarnos con la presencia animosa de esta señora valiente que hizo su carrera contra viento y marea en un mundo de artistas predominantemente masculino.

 

Dentro de esa búsqueda mencionada son algunas de las bellas y antiguas coplas anónimas que nos cantó anoche: Arbolitos del campo/los riega el rocío/como yo riego las piedras de tu calle/con el llanto mío, y las numerosas incursiones de Carmen en la adaptación de la poesía llamada culta a los palos del flamenco. Con versos de Juan Ramón Jiménez, cantados por tonás inició y cerró su concierto. Un concierto memorable en el que contó con la colaboración de un eficaz trío de bailaor y palmeras, y especialmente con el toque atento de dos jóvenes, pero ya veteranos guitarristas, el cordobés José Antonio Rodríguez y el sevillano Salvador Gutiérrez.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s