Escritos flamencos de Balbino. Paco de Lucía, grabación en directo del ‘Concierto de Aranjuez’.

Siguen un artículo y crítica del evento que tuvo lugar en el Teatro Bulevar de Torrelodones, Madrid y fueron publicados en el diario El Sol

El Sol jueves 21 de abril de 1991

Paco de Lucía graba en vivo ‘El concierto de Aranjuez’

El maestro Rodrigo asistirá a la función de esta noche

Balbino Gutiérrez.-Madrid

 

El Teatro Bulevar de Torrelodones será hoy escenario de un acontecimiento excepcional: allí se darán cita Paco de Lucía, el artista más universal de la guitarra flamenca y Joaquín Rodrigo, el anciano compositor de una de las obras clásicas más conocidas e interpretadas en el mundo entero durante los últimos 50 años, ‘El concierto de Aranjuez’.

 

Patrocinado por la Comisión Nacional V Centenario y la casa discográfica Polygram, el concierto, en el que se prevé la presencia de la reina Sofía, será interpretado por Paco de Lucía acompañado por la joven Orquesta de Cadaqués, bajo la dirección del catalán Edmon Colomer. En el programa de los dos días se incluyen también la Sinfonía Clásica de Sergei Prokofiev, y varias piezas de Manuel de Falla, con la intervención especial de los guitarristas Juan Manuel Cañizares y José María Banderas.

 

Raíz española

No es esta la primera vez que el genial artista andaluz afronta el desafío de la grabación en directo. Ya el 18 de febrero de 1975, y “ante un público integrado en su mayoría por jóvenes melómanos melenudos”, según narra el poeta Félix Grande en su libro Memoria del Flamenco, Paco de Lucía conoció esa experiencia en el Teatro Real de Madrid, tocando palos flamencos tradicionales. Por lo demás, la inspiración y la altura técnica del intérprete permitirían la producción de un excelente elepé en cualquiera de sus numerosos recitales.

Lo que sí supone una novedad es la aproximación del mito de Algeciras a una música que siendo netamente de raíz española no presenta una estructura flamenca. Las piezas de don Manuel de Falla, de las que Paco es uno de sus mejores valedores, aparecen, en cambio, totalmente impregnadas del espíritu y los ecos de la singular música de Andalucía.

‘El concierto de Aranjuez’, la nueva empresa artística del infatigable sagitario, viene a sumarse a la frenética actividad desplegada por el guitarrista, tanto dentro como fuera de los parámetros del flamenco. En el recuerdo permanecen sus incursiones en el mundo del jazz, y su colaboración con grandes figuras de la guitarra de renombre internacional como Chick Corea, Larry Coryell o John McLaughin. ‘El concierto de Aranjuez’, versión Paco de Lucía, se estrenó recientemente en París, el 14 de febrero pasado, y se interpretó de nuevo, hace solo unos días en Buenos Aires y en Río de Janeiro.

 

La joya del maestro

La popular partitura del maestro Rodrigo –autor de la igualmente famosa ‘Fantasía para un gentilhombre’, o de otras menos conocidas como ‘Concierto para una fiesta’, ‘Tres piezas españolas’ y ‘Por los campos de España’, todas ellas compuestas para guitarra española- fue creada en 1939 y estrenada en la Navidad de 1940, con Regino Sainz de la Maza de solista.

Considerada por algunos compositores vanguardistas como historicista, la obra se enmarca plenamente en la corriente del neoclasicismo español, y su espectacular y fulgurante éxito se explica posiblemente “gracias a una sólida y magistral orquestación, a la vez que a su elevado y emotivo contenido lírico”, en palabras de Francis Llamas, intérprete de Laúd y profesor de música.

De las incontables versiones que de ‘El concierto de Aranjuez’ se han hecho a lo largo del pasado medio siglo, pueden encontrarse actualmente en el mercado las de Narciso Yepes, Ernesto Bitetti, Pepe Romero, Carlos Bonell y Göran Söllscher, entre otras. Pero sin duda, la que marcará un nuevo hito en la discografía de la perla de Rodrigo será la que salga de las manos y el talento de ese artista único que es paco de Lucía, que se enfrenta a este proyecto tras el éxito de su última gira iberoamericana.

“Estoy realmente encantado de que mi concierto se interprete el mayor número de veces posible, y me parece muy bien que se aborde en esta ocasión con un tratamiento tan distinto del clásico como es el del flamenco”, declaraba a El Sol, el anciano compositor que confirmaba su asistencia a la primera de las dos sesiones anunciadas. Confiamos en que tanto el creador como el solista sellen su esperado encuentro con el más sincero y cálido de los abrazos, aunque este no se escuche en la grabación.

 

 

El sol, sábado 27 de abril de 1991

Paco, el conquistador

Paco de Lucía. ‘Concierto de Aranjuez’, de Joaquín Rodrigo. Orquesta de Cadaqués. Director Edmon Colomer. Guitarras flamencas: José María Banderas y Juan Manuel Cañizares. Local: Teatro Bulevar de Torrelodones. 25 de abril. Duración: 2 horas. Entrada: lleno total.

 

Balbino Gutiérrez

 

Todavía resuenan en mis oídos los acordes del adagio, llenos de nervio y sentimiento flamencos, que Paco de Lucía repitió especialmente para su autor. Sentado a su lado en el centro del escenario, el maestro Rodrigo, erguido y voluntarioso a sus 90 años, escuchaba reconcentrado, ensimismado, soñando, tal vez, con el relámpago de inspiración que le impulsó a escribir su mágico Concierto.

El guitarrista de Algeciras acababa de ganar una de las batallas más duras de su ya exitosa carrera. Un largo arpegio continuo, un ligero respiro seguido de un picado de vértigo, el silencio momentáneo y el estallido de los aplausos fueron la señal de la victoria. Es cierto que contó con un magnífico cuerpo auxiliar de la joven orquesta internacional de Cadaqués, dirigida con excelencia por Edmon Colomer.

Paco llegaba al moderno teatro Bulevar precedido de los ecos de su campaña triunfal y pacífica de Iberoamérica, especialmente de los alcanzados en el Teatro Colón de Buenos Aires. Pero interpretar “Concierto de Aranjuez” sin partitura –“Yo sé muy poquito leer música”, había declarado por la mañana- es una hazaña que muy pocos son capaces de realizar.

Además, la presencia en la sala del compositor, al parecer escéptico a priori con los solistas no clásicos de su famosa obra, y la naturaleza de un público previamente seleccionado, constituían unos escollos peligrosos capaces de disuadir a un intérprete menos osado.

Un ‘Concierto de Aranjuez’ que el genial guitarrista grababa en vivo “para afrontar un reto personal y para mayor gloria del flamenco”, declaró. Como así fue en la segunda parte de la velada: solo, dúo, trío, cuando acompañado por sus inseparables paladines, José María Banderas y Juan Manuel Cañizares, los tres cautivaron a la atestada sala.

Y no es trivial afirmar que tocó flamenco mejor que de costumbre. Relajado y satisfecho por la misión cumplida durante la primera parte, Paco de Lucía aprovechó la ocasión para decirnos a todos, en el lenguaje musical más perfecto que se pueda imaginar: estos son mis poderes.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s