Escritos flamencos de Balbino. Dos años sin Enrique Morente

IMG_0620

Enrique y Aurora con artistas y amigos en Buenos Aires

Jueves 13 de diciembre de 2012

 

 

Hoy se cumplen dos años desde el fallecimiento de Enrique Morente.

 

¡Qué absurda es la existencia y sus circunstancias cuando nos arrebatan brutalmente a un ser tan imprescindible para el arte y la vida!

 

Hoy quiero recordar dos aspectos del maestro, su lado rebelde, y su vena de humor e irónica.

 

El primero viene reflejado por una entrevista que le hice  para  El País, con motivo de la creación por Morente de su sello Discos Probeticosen 1994.

 

El segundo, por un fragmento de una entrevista de Silvia Calado con motivo de la publicación de Morente  Flamenco, en que el cantaor comentaba la inclusión de voces infantiles en ese disco, así como también en otro de 1994, Malgré la Nuit.

 

1

 

 

“Los músicos de flamenco no tienen por qué ser esclavos de los magnates”

 

ENRIQUE MORENTE, CANTAOR

El País

 

Balbino Gutiérrez   Madrid  7 NOV 1994

 

 

 

Pregunta. ¿Por qué un cantaor de su significado tiene la idea de fundar un sello discográfico?

Respuesta.

La iniciativa surgió hace más de 10 años, porque había cosas que quería sacar algunas inéditas y otras por componer, y esto costaba mucho venderlo a las casas de discos. Entonces, para evitar trabajos directos como los que hice con orquesta, se me ocurrió que podía crear un sello mío independiente. Después pensé que podía servir igualmente para conseguir que otros compañeros de profesión tuviesen independencia con el sello que yo creara. Espero que mis posibilidades económicas me permitan desarrollar diversos proyectos.

 

P. ¿Se trata de una empresa personal o cuenta con más socios?

 

R. Por lo pronto es sólo mía, pero si quiero que vaya hacia adelante, tendré que buscar socios para que el sello tenga entidad: Miguel Ríos, Joaquín Sabina y Santiago Auserón me han ofrecido su colaboración. Aunque no pretendo enriquecerme con un sello de estas características, lo más importante es llegar a producir trabajos, y animar a los profesionales del flamenco, a que se den cuenta de que hoy día no tienen por qué ser esclavos de los grandes magnates del disco.

 

P. ¿Cómo ha sido su experiencia con las casas de discos con las que se ha relacionado?

 

R. La relación no fue muy agradable en la mayoría de los casos. Muchas veces tuve imposiciones, pero nunca las acepté, siempre fui bastante inconformista, y tuve la soberbia suficiente para hacer lo que quise, al menos en la intención. En la realización, en cambio, han sido generalmente discos con mala producción, excepto alguno como el que grabé con Sabicas que era bastante generoso en ese aspecto. La mayoría de mis discos se grabaron en condiciones precarias, y encima para multinacionales, lo cual es ridículo; así que, para hacer producciones con escasez económica, para eso lo hago con mi sello.

 

P. ¿Por qué le ha dado al sello ese título, Discos Probeticos, tan marcadamente local?

 

R. Porque deseo que tenga un mensaje anti convencional y, al mismo tiempo, sentido del humor. Este nombre, que se me ocurrió de broma, vi después que tenía más gancho que cualquiera de las siglas que había barajado en principio. Y en este momento lo que más me interesa es despertar curiosidad, y Discos Probeticos creo que lo consigue.

 

P. ¿Se podría sintetizar su objetivo diciendo que usted reivindica la existencia de David frente a Goliat?

 

R. Sí, la verdad es que hay muchísimas cosas pequeñas que las grandes casas de discos no van a querer proyectar, y esas serían las que a mí me gustaría recuperar. Todos esos sonidos viejos que están a punto de desaparecer y, como contrapunto, las cosas radiantemente jóvenes y atrevidas: mi ilusión es alcanzar los dos polos.

 

 

 

2

 

 

 

(De la entrevista de Silvia Calado en Flamaneco-world en nov 2009)

 

Pregunta: Ahí volvemos a escuchar un poquito la voz de tu hija Soleá…

 

Respuesta:

De Soleá, de Estrella, de los niños de Estrella, que son mis nietos, y otros niños del Polígono (de la Cartuja, Granada). Son encantadores, lo pasé con ellos genial. Y ahora me han entrado muchas ganas de hacer cosas con niños. Yo hice hace mucho tiempo una cosa para niños en una gira por Francia. Y el concepto del concierto lo había organizado un guitarrista amigo mío, como una antología severa y seria, con la soleá de Tío Manuel el del Zapato Cojo, la familia de los no sé qué, los Caganchos de Barcelona… Los niños se quedaban dormidos, pobrecitos. Eran niños de muchos colegios que iban a un auditorio por la mañana. Así que dije que cambiáramos el repertorio, que nos iban a empezar a tirar los chicles. Les fui cambiando el repertorio, con jaleos, villancicos, cosas muy sencillas con las que ellos podían tocar las palmas y divertirse. Al final, parecía yo el ídolo de los niños de Francia. El último día les canté por martinete… y ya también les gustaba.

 

Y escuchando cantar al maestro, es un poco como si no se hubiera marchado: él era su cante y su cante es él.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Escritos flamencos de Balbino. Dos años sin Enrique Morente

  1. Amanecío gris el día,
    entre la niebla y el hollín,
    el mismo sol no se atrevía .

    Un día de Santa Lucía,
    se nos cortó el eco de la luz,
    por el vórtice de Andalucía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s