Escritos flamencos de Balbino. La conversión de los evangelistas

La conversión de los evangelistas

Balbino Gutiérrez

 

La misión de adaptación del grupo los evangelistas de cantes de Enrique Morente me parece realmente impresionante. Me impresiona su autenticidad, su seriedad, y en definitiva la calidad del resultado musical tanto de su primera grabación discográfica, Homenaje a Enrique Morente, (con portada gráfica de Aurora Carbonell) como de la presentación en concierto de los diferentes temas que la componen. Si el maestro granadino supo genialmente contagiar el flamenco a las músicas contemporáneas populares, a través de  discos como Pablo de Málaga, Morente sueña la Alhambra, El Pequeño reloj y, principalmente, Omega,  el combinado de Lagartija Nick y Los Planetas,  continúa el juego trasmutando ahora algunos cantes flamencos puros y duros de Morente en piezas musicales rockeras comprensibles para oídos y sensibilidades de un público heterogéneo, en  muchos casos desconocedor del flamenco.

Cantes flamencos tan ortodoxos como las soleares, las malagueñas, los fandangos, los jaleos, las alegrías y siguiriyas, entre otros, de Morente, procedentes de discos tan clásicos como Cruz y Luna, Despegando Esencias Flamencas, Fantasía de Cante  Jondo, o Misa Flamenca, se dejan oír en armonías, ritmos y compases alejados de sus orígenes barrocos o de variaciones melismáticas, pero sin perder su esencia morentina. Eso representa un enorme e inteligente trabajo de adaptación o si se prefiere de conversión. Y no sólo en lo tocante a la música o a la instrumentación. También las letras sufren una pequeña criba para reconvertirse en mensajes actuales de ancha comprensión. Los evangelistas han sabido encontrar el camino sugerido por el maestro -que no era precisamente el más fácil-, el camino de la inspiración a través de conceptos,  no necesariamente explícitos, pero sí latentes en el pensamiento y en la obra del genio granadino.

La experiencia desarrollada por los evangelistas en su gira de conciertos reproduce mayormente el contenido discográfico en temas e intérpretes. A los Jota, Erik, Florent, y Antonio Arias, se les sumó desde el inicio una pareja más que de lujo, de sueño: Carmen Linares y Soleá Morente. Aunque sus intervenciones son minoritarias potencian los efectos de lirismo e intensidad  de las propuestas. Por un lado, la más prestigiosa maestra actual del cante con una trayectoria en muchos casos paralela a la de Morente, y junto a ella, una auténtica musa, transformada en fenómeno escénico de sorprendentes recursos vocales y gestuales.

A pesar de las deficientes condiciones técnicas de la sala del “Matadero” de Madrid en la noche del 21 de junio, los evangelistas y sacerdotisas lograron el objetivo de su apostolado laico: convertir a los fieles allí presentes a la fe morentiana.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s